En este mundo en el que la sociedad está cada vez más mecanizada y necesita cada vez más de procesos químicos, no es simplemente una curiosidad preguntarse por qué es necesaria el agua destilada. Parece obvio, pero es bueno aclarar que el agua destilada es por definición agua químicamente pura (H2O). Es decir, no contiene impurezas como sales o minerales.

La destilación es un proceso por el que se evapora y condensa un líquido para conseguir separar otros elementos mezclados. Por este proceso se “limpian iones y componentes externos” y se consigue la pureza del líquido. Dicho esto, es fácil entender que el agua destilada no lleva elementos ácidos o sales que pueden corroer o degradar los componentes internos de motores y maquinarias.

Esta es la razón, por la que el agua destilada se utiliza en el mantenimiento de máquinas y motores. El uso de este tipo de agua asegura que no se altere el funcionamiento y no se generen procesos degenerativos por la acumulación de sustancias.

Así siempre se recomienda su uso en las baterías de los vehículos de automoción porque mantiene limpia su interior y se evita problemas de corrosión. Si a una batería de motor o vehículo le ponemos agua potable u otra no destilada, puede afectar negativamente al mantenimiento de la misma a medio o largo plazo.

Al tratarse de un elemento puro, lo que no se puede decir del agua potable que contiene minerales y sales que no son perjudiciales para el ser humano, el agua destilada no provoca reacciones químicas no esperadas.
Por este motivo es un producto indispensable en los sistemas de refrigeración, ya que al evaporarse no deja residuos y por tanto mantiene más tiempo limpios los componentes. Tan importante en este caso es el agua destilada, que todos los fabricantes y expertos en sistemas de refrigeración recomiendan fervientemente el uso de agua destilada.
Si hablamos de aplicaciones del agua destilada, hay que hablar que es un elemento indispensable en preparados químicos, en medicinas inyectables y en nebulizaciones. Así, las industrias farmacéuticas y químicas utilizan agua destilada para fabricar y diluir emulsiones y utilizarlas como disolvente.
De la misma forma es muy utilizada como elemento inicial para la elaboración de bebidas refrescantes o revitalizantes.

Si buscamos usos para el agua destilada también los encontramos en los acuarios y entre los aficionados a los peces. Debido a que su Ph es 7, es decir nulo de ácido y base, ayuda a la disolución con otras aguas para bajar su Ph o Gh y adaptarla a los niveles más adecuados para los peces. Los expertos en esta materia saben que además del agua destilada hay además productos químicos que ayudan a rebajar el Ph.

Sobre este aspecto, también hay muchos amantes de flores y plantas que utilizan agua destilada para regar algunos ejemplares que son especialmente delicados a aguas ácidas o con exceso de sales.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 ADESCO PERU

Website Desarrollado por 

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?